la reforma política debe continuar

La inversión que se nos viene

Publicado: 2012-01-26

Fuente: Lamula.pe

Polémica es lo que ha generado la imagen escogida a modo de banner por los diseñadores de la página web  "Invertir en el Perú", foro que, con bombos y platillos, ha sido presentado como uno de los eventos económicos más importantes para  el Perú en este año.

En la imagen se muestra a Machu Picchu, nuestro patrimonio arqueológico más reconocido internacionalmente, rodeado de edificios que representarían la modernidad a la cual Perú está ingresando. Esto no obstante, los edificios parecen ocupar el espacio de la antigua ciudadela incaica, como se puede claramente advertir en esta nota. Imágenes y mensajes como estos no hacen más que recordarnos las "pintorescas" frases del ex presidente Alan García al opinar sobre las comunidades del interior del pais:

"[Las más de 5600 comunidades campesinas reconocidas son] Una institución que hace 500 años mantiene a la población en la miseria en la que está".

¿Son visiones cortas de la realidad peruana como la precedente las que acompañan, de manera subliminal, los términos y condiciones de los futuros inversionistas? ¿No es acaso preocupante que aún en estos tiempos, siglo XXI, se considere a las culturas de la sierra y de la selva -y a sus respectivas manifestaciones- como meros óbices para el avance del Gran Hermano, accesorios históricos totalmente dispensables en pos de la anhelada "aldea global"? El gran problema, en palabras de Gustavo Faverón, es esa " (...) incapacidad de percibir a la población andina como cualquier otra población mundial: una colectividad cambiante, una entidad temporal, que gira y crece y se transforma en la historia, como toda la humanidad" (el artículo completo aquí).

Pero la imagen no es lo único "curioso" del foro en cuestión, también lo es el hecho de que sea una iniciativa conjunta de un cuarteto de empresas privadas, de las cuales destaca Telefonica, la cual -como los peruanos que sí respetan a su patria recordaremos- debe al Estado más de 3000 millones y medio de dólares en impuestos, como sancionó IDL en su momento.

¿Qué se puede, pues, esperar de una empresa con tales mañas? Solo más empresas del mismo jaez. Pero dice incluso en las Santas Escrituras que "en arcas abiertas [aun] el justo peca", así que tal vez lo más grave del asunto no es el descaro del malo, sino el silencio del bueno, ya que este bueno resulta ser el Estado,cuya razón de ser, en teoría, es velar con ahínco incomparable por nuestros intereses. Así no juega Perú.

Una vez más, Ollanta Humala nos demuestra que no está en sus planes hacer cumplir las promesas que lo llevaron al sillón presidencial; todo lo contrario, ahora sus intereses parecen encontrarse al fondo a la derecha (y muy cerca del baño). Recién vuelto de España, Ollanta Humala  se nos presenta como acólito de monseñor Mariano Rajoy, el flamante ocupante de La Moncloa. ¿A dónde vamos ahora?

-----------------------------------------------

Links de interés:

Valdés afirma que caso Telefónica se solucionará en los próximos tres meses.

Inauguración del foro "Invertir en el Perú".

Polémica página web de dicho foro.

Nota original, por mulera Andrea Carolina.


Escrito por

Juan Velazco

Incompetente en todas las materias del mercado. Pájaro de una sola pluma.


Publicado en

PARIA XXI

Sociedad, política y Bob Dylan